COVID-19

La transición de pandemia a endemia


Referentes nacionales e internacionales dan su opinión respecto a la evolución a mediano plazo de la pandemia de COVID-19


El Dr. Oscar Cingolani Profesor e Investigador en la División de Cardiología en la Universidad Johns Hopkins dijo: “Es muy posible que la pandemia se convierta en una endemia de menor intensidad”, al analizar la actualidad del Covid-19. Cingolani, médico argentino egresado de la UNLP es actualmente director del Centro de Hipertensión Arterial y director asociado de la Unidad de Cuidados Críticos Cardiovasculares del prestigioso Hospital Universitario Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos. Es además uno de los ideólogos del mapa mundial interactivo CSSE que permite seguir la pandemia en tiempo real. Aclaró que “igualmente para eso aún falta y hay que vacunar en aquellos países que tienen muy poca población inmunizada”.


“Estamos en una situación que tanto en los EEUU como en otros países vemos una disminución de los casos de COVID esto no quiere decir que la pandemia está terminando. Si uno mira para atrás hemos visto varios picos con subidas y bajadas aún con mecanismos no del todo conocidos. Por supuesto que tenemos la esperanza de que el virus pueda tener una mutación que le juegue en contra y que desaparezca. De cualquier manera este virus ha sido bastante estable en los últimos 2 años con lo cual es muy posible que la pandemia se convierta en una endemia de menor intensidad y características y que se logre cierto control general con algunos picos estacionales, para eso todavía falta para eso falta vacunar a los países que tienen muy poca población vacunada, para eso hay que seguir testeando y genotipificando porque lo peor que nos puede pasar es confiarnos en que los casos van en disminución y por ahí se filtra alguna nueva variante”.


En el caso de los EEUU –puntualizó– si bien se está logrando una disminución de los casos en una meseta, debemos seguir cuidándonos con el uso de barbijos en lugares cerrados, tratando de convencer a la población a la mayor cantidad de gente posible para que complete su vacunación.


“No es momento aún de bajar la guardia hay que seguir cuidándose. Por supuesto que a medida que haya menos casos y menos hospitalizaciones se pueden ir abriendo las restricciones y tratar de reactivar la economía un tema muy importante que el mundo entero ha sufrido. Pero creo que no es momento para decir la pandemia se acabó y sobretodo los gobiernos deben seguir estando alertas por posibles brotes de nuevos casos”, concluyó.


Vacunas y nuevas variantes


Por su parte la científica británica Sarah Gilbert, profesora de vacunología en la Universidad de Oxford que tuvo a su cargo el desarrollo de la vacuna para prevenir el COVID-19 del laboratorio AstraZeneca, señaló a medios españoles: “El virus pasará a ser endémico, nos infectará de vez en cuando y sólo causará una enfermedad grave en las personas con sistemas inmunes debilitados. Eso es lo que pasa con otros coronavirus cada año”, aseguró la experta.


Sarah Gilbert, profesora de vacunología la Universidad de Oxford (Reino Unido), Oscar Cingolani, Profesor de la Universidad Johns Hopkins (EEUU), Humberto Debat, integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica Sars CoV-2 y Guillermo Docena, profesor de Inmunología en FCE - UNLP.

Acerca de otro de los interrogantes que más preocupa a la ciencia, qué pasará con las vacunas disponibles si el SARS-CoV-2 muta hacia variantes más peligrosas, Gilbert aseguró que tienen “un proceso para ser capaces de generar nuevas versiones de la vacuna”. “Hemos testado el proceso y una de esas versiones de la vacuna está ahora en fase de ensayos clínicos -confió-. Eso no significa que nosotros necesitemos cambiar la vacuna porque sigue teniendo una alta eficacia en particular contra la variante Delta, que es la más extendida ahora mismo en todo el mundo”.


“Hicimos un trabajo muy rápido en el año 2020 porque era necesario y porque el virus se estaba expandiendo por el mundo muy muy deprisa. Eso fue posible en parte porque todo el mundo puso el foco en un sólo proyecto”, destacó la científica sobre la velocidad que cobraron las investigaciones para dar con una formulación segura y eficaz para prevenir el nuevo coronavirus. “Todo el mundo en el ámbito del desarrollo de vacunas, de ensayos clínicos y también los reguladores teníamos una misma misión. Una de las razones por las que pudimos hacerlo tan deprisa fue que las revisiones de los reguladores recibían cada pieza de información que generábamos y eso nos ahorró mucho tiempo. Normalmente nosotros producimos muchos dosieres con información y solamente cuando estaba completa, la revisaban”.


Tercera dosis de vacuna


FABAinforma consultó al Dr. Guillermo Docena, bioquímico, profesor de Inmunología en la Facultad de Ciencias Exactas - UNLP, investigador principal del Conicet y vicedirector del Instituto de Estudios Inmunológicos y Fisiopatológicos (UNLP-Conicet – CIC), acerca de la transición de pandemia a endemia en nuestro país. “Que la pandemia de coronavirus pase a endemia en Argentina no es un situación muy lejana”, dijo Docena y –agregó– la endemia es cuando se convive con el virus porque circula, hay contagios por no hay enfermedad grave. Y esto ocurre porque tenemos la vacuna a pesar de que está circulando la variante Delta que está desplazando a las restantes y en algunos lugares ya está llegando a representar el 60 a 80%.


En cuanto a un peligro inminente de una tercera ola entrado el verano, Docena lo relativizó. Sin embargo, destacó la necesidad de avanzar con la vacunación de los niños que por ahora está en una cobertura del 30%, mientras que la de los jóvenes está en un 50%.


El Ministerio de Salud ha planteado este mes la estrategia de ofrecer una tercera dosis o refuerzo a mayores de 50 años vacunados con esquema completo de Sinopharm y pacientes inmunocomprometidos. Docena dijo que (el grupo de asesores) no fueron consultados para tomar esa determinación y él que considera que para las vacunas que se han aplicado en el país no es necesario dar un refuerzo antes del año.


No ocurre lo mismo con la vacuna Pfizer –dijo– que se ha demostrado que a los 5 meses de aplicada la 2º dosis se requiere un refuerzo. Para Docena, sería aconsejable comenzar a dar la 3º dosis en enero entre el personal de salud. “Actualmente la prioridad es vacunar a los menores de 18 años porque todavía falta vacunar mucha gente joven que es muy vulnerable en verano”, señaló.


“Hemos llegado a la inmunidad de rebaño entre infectados y vacunados a pesar de que las vacunas disponibles no fueron diseñadas para la variante Delta”. No obstante – aclaró– el uso de barbijo en lugares cerrados y evitar las aglomeraciones sigue siendo importante como medidas de protección para evitar futuros brotes o aparición de nuevas variantes”, concluyó.


Avance de la variante Delta


Según se señala en las conclusiones del último 28º informe del Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica de SARS-CoV-2 –PAIS–, actualizado al 28 de octubre, la segunda ola de la COVID-19 en Argentina ha estado impulsada principalmente por las variantes Gamma y Lambda. Si bien en algunas regiones continúan siendo predominantes, en especial Gamma, en la CABA y el GBA se han visto desplazadas por la variante Delta que ha incrementado su frecuencia en forma incesante desde la Semana Epidemiológica (SE) 35.


En nuestro país –destacan los especialistas– la detección de la variante Delta en casos sin nexo epidemiológico con viajes internacionales, en regiones puntuales y en forma esporádica, comenzó en los meses de julio y agosto. En este reporte, se encontró que la frecuencia de detección de esta variante alcanzó el 84,6% en la CABA y el 83,3% en el GBA, en la última semana analizada (SE 41, 10 al 16 de octubre), y ha comenzado a ser detectada en distintas localidades del interior de la provincia de Buenos Aires, como Mercedes, Las Heras y Azul. A su vez, se detectó esta variante en la provincia de Santa Fe, desde la SE 35, y en la provincia de Neuquén, desde la SE 39, con frecuencias del 21,4% y del 41% en las últimas semanas analizadas (SE 41-42, 10 al 20 de octubre), respectivamente.


Estos resultados –continúa el informe– están en consonancia con la situación epidemiológica regional, hasta el momento caracterizada por un incremento de la frecuencia de detección de la variante Delta en simultáneo con el reporte de un número de casos estable o a la suba.


En un contexto de apertura de los ingresos internacionales de países limítrofes y de eliminación de aforos y restricciones, los especialistas del Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica de SARS-CoV-2 enfatizan sobre la importancia de mantener los protocolos de testeo y aislamiento de casos positivos, y las medidas de cuidado (ventilación de ambientes, uso de tapabocas, distanciamiento físico) para evitar una mayor propagación de la variante Delta u otras variantes a nuestro país.


Subir