EL PAMI COMPROMETIÓ UN AUMENTO COMPLEMENTARIO

Un 3% a partir de abril y otro 3% desde mayo, que redondean la pauta arancelaria de 2018 en un 38%. Los incrementos de este año se definirían a partir de julio

Tal como se había anticipado en la última entrega de FABAInforma, el Instituto de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, por pedido expreso de la Federación Bioquímica desde el seno de la CUBRA, anunció que complementa la pauta arancelaria 2018 con un aumento de la cápita del 3% a partir de abril y otro 3% desde mayo, para acercarse así a los valores de la paritaria de los trabajadores del laboratorio.


De este modo, la pauta del año pasado cierra en un 38%, acercándose mucho al 40,5% total que se debió abonar, en etapas diferentes, a los trabajadores de Sanidad.


Estos incrementos capitarios fueron anunciados por el Subdirector Ejecutivo del PAMI, Víctor López Monti, aunque al cierre de la presente edición, el Instituto no había publicado en su portal de internet la circular correspondiente, descartándose que ello sucederá en breve.


Con relación a la pauta arancelaria para el corriente año, el funcionario del PAMI señaló que se comenzará a discutir hacia el mes de julio, cuando se sepan los valores y modalidad con los que se cerrarán, en negociaciones paritarias, los incrementos salariales para los trabajadores del gremio de Sanidad, siempre con la idea de que el Instituto reconozca a sus prestadores guarismos capitarios similares a los de los sueldos de sus empleados.


ANÁLISIS DE DÉBITOS


Por otra parte, se abrió con el Instituto un nuevo canal de comunicación para analizar, más directamente, el problema que se viene planteando desde hace varios meses con los débitos que se llevan a cabo a los bioquímicos con sumas que, en varias Unidades de Gestión Local alcanzan proporciones más que preocupantes.


En el caso concreto de la Federación Bioquímica, habrá contacto con otra área administrativa del Instituto para llevar a cabo un exhaustivo control de gestión, marco en el cual, FABA reclamará el origen de la documentación relativa a cada débito, pidiendo el detalle de la prestación impugnada, del colega al que se la efectuó y que se aclare si la determinación de laboratorio cuestionada se realizó en forma ambulatoria o en internación. Esa documentación, la Federación Bioquímica la cotejará con la propia y de surgir inconsistencias administrativas o directamente demostrarse la improcedencia de los débitos, reclamará administrativamente al Instituto la rápida devolución de los montos debitados.


Por otra parte, se insistió ante la segunda autoridad del PAMI en la necesidad cada vez más acuciante, debido a la inflación, de modificar la composición de los términos a partir de los cuales se liquidan las cápitas del sector bioquímico.


Se trata, de un tema que la Federación Bioquímica puso sobre la mesa de negociaciones hace más de dos años pero que con la actual escalada inflacionaria ha cobrado una renovada vigencia.


El PAMI liquida a mes vencido el 20% de la cápita en concepto de “anticipo”, mientras que el otro 80%, que corresponde al llamado “ajuste” se abona a los cuatro meses, mientras que para realizar la determinación de laboratorio, el bioquímico debió abonar los precios dolarizados de los insumos necesarios, en forma previa a la prestación. Se planteó una vez más que equiparar los montos del “anticipo” y del “ajuste” puede realizarse de forma gradual pero el funcionario no brindó ninguna respuesta y sólo señaló que se analizaría el tema.


Tampoco se cumple la obligación de los topes de prescripción por parte de los médicos. Hasta ahora el Instituto mantiene en calidad de “sugerencia” a sus médicos de cabecera una serie de topes, sin embargo se siguen recibiendo órdenes con hasta treinta determinaciones.




SUBIR