Editorial

Llegamos al largo plazo


“¿Son los pacientes, quiénes con el aporte de su bolsillo harán sostenible al sistema de salud? ¿Vamos sin alternativas a un sistema de copagos debidamente consensuado entre financiadores y prestadores?”

Por Fabio Sayavedra. Un miembro del Comité Ejecutivo se incorpora a la columna editorial de FABAinforma


El título hace referencia a una frase de Lord Keynes, uno de los economistas más influyentes del siglo XX, y la expresión representa el lugar exacto donde se encuentra situado el sistema de salud argentino.


  • Dr. Fabio Sayavedra, Secretario de la Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires

Ese lugar solo admite que se arbitren los medios necesarios para modificar, en pos del bien común, la paupérrima situación en la que se encuentra el sector sanitario. Operativamente ineficiente e ineficaz, de igual manera subsidiado, de idéntica forma administrado, y a estas alturas catastróficamente desfinanciado. Ríos de tinta y kilómetros cuadrados de papel escritos por los más encumbrados sanitaristas argentinos y economistas de la salud, han alertado hasta el agotamiento sobre cuál era el inexorable destino hacia donde se dirigía el sistema sanitario de nuestro país, y vaya si eran objetivas sus apreciaciones, premonitorias de que a largo plazo estaríamos en las actuales circunstancias.


“Lo importante es la salud”, pasó a ser una frase de relevancia solo para aquellos que por alguna circunstancia, la valoran adecuadamente cuando deja de ser óptima. Mucho más grave es cuando se declama desde sectores que tienen la responsabilidad política de robustecer un sistema sanitario que sufre hace décadas, la desidia de quienes deben ponerla en valor.


Gravedad que cuesta aceptar existiendo el recurso humano de excelencia que asesora al respecto.


Falta de financiamiento


A las instituciones como FABA, que brinda servicios de primer mundo, en calidad y cantidad, atentos a la demanda de análisis clínicos, honrando cada convenio celebrado con el Estado Nacional, con el Estado Provincial, con las Obras Sociales Sindicales, Mutuales, Gerenciadoras de Servicios de Salud y Empresas de Medicina Prepaga, nos toca poner el grito en el cielo, comunicando, persuadiendo y gestionando frente a cada uno de los sectores a los cuales les brindamos el servicio, insistiendo incansablemente sobre la falta de financiamiento adecuado que el sector bioquímico necesita. Las respuestas obtenidas, con algunas honrosas excepciones, no cubren las urgentes necesidades para que la actividad se mantenga sostenible, para los más de 1500 laboratorios que conforman la red de FABA en todo el ámbito de la provincia de Buenos Aires.


El mensaje es claro, en él confluyen lo urgente y lo importante.


Una vez más, se pone de relieve el estado de situación, una vez más se insiste en que se debe sincerar y comunicar a los usuarios del sistema que sin el financiamiento adecuado, no se puede sostener el servicio demandado.


¿Son los pacientes, quiénes con el aporte de su bolsillo harán sostenible al sistema de salud? ¿Vamos sin alternativas a un sistema de copagos debidamente consensuado entre financiadores y prestadores?

El listado de prácticas bioquímicas que hoy resultan deficitarias llevan a la injusta realidad de restar accesibilidad a los pacientes que las demandan, sumando a la segmentación y fragmentación del sistema, un claro incremento en la inequidad.


Con la expresión de las urnas ya plasmada, el sector sanitario en general y la actividad Bioquímica en particular reclaman la aplicación de las medidas urgentes y necesarias para que se dispongan de los recursos que aporten la certidumbre de que la población pueda cubrir sus demandas de salud en tiempo y forma.


Sin lugar a dudas, afirmamos que hemos llegado al largo plazo.


SUBIR