ACUERDO CON IOMA Y SE NEGOCIA POR COSEGUROS

La propuesta original de la obra social había sido rechazada de plano por la Federación Bioquímica

La difícil situación que se había planteado con el Instituto de Obra Médico Asistencial pudo ser sorteada gracias a un acuerdo arancelario al que se arribó con la Federación Bioquímica y que conlleva una mejora promedio del quince por ciento hasta septiembre, mes a partir del cual se volverá a negociar para acordar los guarismos del siguiente tramo de la pauta correspondiente al corriente año.


Como se había expresado en la anterior entrega de FABAInforma, el IOMA, unilateralmente había dispuesto una mejora del cinco por ciento desde julio como único ofrecimiento para 2018, lo que fue rechazado tajantemente por la Federación Bioquímica, acordándose nuevas reuniones para el mes de agosto.


En ese marco, se logró que, además del cinco por ciento de mejora desde julio, el Instituto sumase un seis por ciento más a la cápita a partir del mes de agosto. Al mismo tiempo, se logró un incremento aproximado del cuatro por ciento a partir de septiembre, al pasar algunas prácticas que se abonan dentro de la cápita y que serán facturadas por prestación. Además, en este convenio que nos liga por Prestación, Ioma incrementará sus valores un 4% a partir de agosto y otro 4% a partir de septiembre.


Estos incrementos promedian, como se dijo, una mejora global del quince por ciento, que es el mismo guarismo que hasta este momento ha manejado el gobierno bonaerense en las paritarias con los diferentes gremios de la administración pública de nuestra provincia.


Estas negociaciones se concretaron, vale aclararlo, antes de la corrida de la cotización del dólar estadounidense en nuestro país, situación que erosiona el poder adquisitivo de los argentinos y que golpea con particular fuerza en los gastos de insumos importados de los laboratorios de análisis clínicos.


Los coseguros


Además de tener que discutirse el tramo de la pauta arancelaria para los tres últimos meses del año, queda pendiente además el valor que tendrán los coseguros del IOMA a partir de septiembre u octubre, ya que los valores de éstos han quedado muy desactualizados y se hace urgentemente necesario actualizar sus montos, los que históricamente han representado un treinta por ciento del valor de la prestación y hoy solamente lo hacen a un diez por ciento o poco más, en el mejor de los casos.


Antes de que el IOMA dispusiera unilateralmente una mejora del cinco por ciento desde julio, en fuentes confiables de esa obra social, se daba por seguro que en la segunda mitad del año se pondría en práctica un importante incremento de los valores de los diversos coseguros, tal como oportunamente se reflejó desde estas mismas páginas, pero ello hasta el momento no se ha producido. Y si bien los ingresos de las obras sociales sindicales dependen de los incrementos salariales de los afiliados, pese al bajo tenor de las mejoras logradas por los gremios, los valores de los coseguros son tan bajos que puede decirse que no guardan relación con esa ecuación.


Atrasos


Por otra parte, debe indicarse que el IOMA, si bien viene pagando puntualmente una cápita por mes, continúan atrasándose los pagos de aquellas prestaciones que están fuera de cápita, pese a los insistentes reclamos de la Federación Bioquímica, en los que se pone el acento en la forma en que esta situación perjudica a los profesionales del laboratorio, máxime, en tiempos de escalada inflacionaria con deterioro del valor del signo monetario nacional y un incremento de sueldos (ver en Contratapa) acordado en paritarias con el gremio de Sanidad.


Por ello, es de esperar que tanto las negociaciones por los coseguros y del tramo arancelarios del último trimestre del año arriben a buen puerto.


SUBIR