Firmeza y compromiso


Para sostener con todas nuestras herramientas y sin descanso, la continuidad de la labor cotidiana de nuestros laboratorios, en la lucha arancelaria permanente y la defensa de nuestra actividad.


Por Dr. Claudio H. Cova
Presidente de la Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires

Llegamos casi a fin de 2021 y la realidad del sector bioquímico en particular y del sector de la salud en general no ha sufrido casi modificaciones para mejor desde el comienzo de la pandemia a la fecha.


Con grandes altibajos prestacionales, con una marcada disminución entre los meses de abril y mayo de 2020, y luego recuperándose hasta un pico de demanda de prácticas bioquímicas en marzo de este año, la actividad del sector de la salud va sobreviviendo en condiciones cada vez menos previsibles y mucho más adversas.


La devaluación progresiva y un estado inflacionario ya crónico nos lleva a transitar el día a día como en una montaña rusa que no tiene línea de llegada.


Claramente el gobierno y los demás sectores políticos priorizaron el período eleccionario por sobre las necesidades de la población y de todos los sectores que resuelven las necesidades básicas de un país: educación, seguridad, y de nuevo la salud.


Desde este espacio hemos solicitado, sin obtener respuesta alguna, que se revean las decisiones y la puesta en valor de nuestro sector, un tema solamente usado para discursos ya remanidos y alejados totalmente de la realidad.


Asistimos con estupor y asombro al desfile incesante de campañas políticas ausentes de propuestas y proyectos que aporten un horizonte de esperanza para nuestro sector. Lo único que escuchamos es la búsqueda de responsabilidades cruzadas entre el pasado y el presente, acumulando mientras tanto las cifras más escalofriantes de muertes por COVID que nos ponen en los primeros lugares mundiales de las estadísticas destrozando teorías de una campaña sanitaria exitosa que nunca lo fue.


Nosotros en nuestros laboratorios asistimos al retorno de los pacientes, muchos sobrevivientes del COVID con complicaciones y resabios de un virus que requiere de una urgente planificación para acompañar la recuperación de un sinnúmero de enfermedades y consecuencias sanitarias esperables, pero no resueltas con la premura y la necesidad que la realidad amerita.


En plena época de post COVID en medio del relajamiento casi absoluto de las medidas preventivas de contagio, el Estado está ausente, las obras sociales sin respuesta y las empresas de medicina prepaga tratando de congelar el gasto que genera la bola de nieve de las complicaciones post COVID, incluyendo algunas prácticas de laboratorio, como si congelar el precio de una PCR fuera una medida que tiene real impacto en sus economías. Ahora nos preguntarnos, ¿qué pasó con los recursos de las prepagas generados en la baja de prestaciones durante la pandemia con recaudaciones que seguían su ritmo habitual?


Hoy lo que necesitamos es llegar a la ansiada cobertura del 70% de la población vacunada con dos dosis, para ahí sí poder empezar a movernos con más tranquilidad y seguridad.


Estamos desde FABA sosteniendo, con todas nuestras herramientas y sin descanso, la continuidad de todo lo que hace a la labor cotidiana dentro de nuestros laboratorios, que por supuesto incluye la lucha arancelaria permanente y la defensa de nuestra actividad.


Con firmeza y compromiso estamos seguros de que podremos salir adelante como siempre lo hicimos gracias a la unidad y a la confianza de todos los federados.



SUBIR