El PAMI no se define y sigue discriminando a los bioquímicos


En octubre hubo una reunión de la obra social con autoridades de FABA pero todavía el Instituto no decide equiparar arancelariamente a nuestro sector con el resto de sus efectores. Seguimos analizando la adopción de algunas medidas


La normalidad de la relación contractual entre la Federación Bioquímica y el PAMI continúa en el centro de la muy difícil situación planteada a raíz de que, como se sabe, el Instituto sigue sin aplicar una pauta arancelaria anual para los profesionales del laboratorio del 45%, guarismo que otorgó a todos los demás prestadores de su sistema de atención de la salud.


En la anterior entrega de FABA Informa habíamos dado una vez más cuenta de esta situación, cuestión que también fue hecha pública a través de distintos medios, informándose que la conducción de la Federación Bioquímica, al no recibir respuestas siquiera a reiterados pedidos de entrevistas con las autoridades del Instituto, se encontraba analizando la posible aplicación de medidas de acción directa, en virtud de que ya no es posible continuar brindando algunas determinaciones de alta complejidad, cuyo costo resulta superior al arancel que abona la obra social.


Los bioquímicos no podemos, ni queremos por injusto, financiar al PAMI; y mucho menos, ser los únicos prestadores que se vean sumidos en una situación que además de arbitraria, no tiene explicación.


A octubre, mientras al resto de los prestadores la obra social de jubilados y pensionados les ha reconocido una pauta arancelaria anual del 45%, siguiendo los guarismos de la paritaria con el gremio de Sanidad, a los bioquímicos se nos ha dejado estancados en un 34% sin razón alguna.


Sin haber habido respuestas a los reiterados pedidos de entrevistas para zanjar esta inverosímil inequidad, cuando la Federación Bioquímica hizo pública esta situación, recién en ese momento se produjo un encuentro con autoridades de la obra social, aunque las definiciones todavía se esperan, mientras se siguen analizando algunas medidas de acción en caso de que persista la discriminación para con nuestro sector profesional.


Entrevista sin definiciones


Con ese cuadro de situación, en octubre finalmente, se produjo un encuentro del que tomaron parte, por la Federación Bioquímica, su presidente, Dr. Claudio Cova, y el Vicepresidente, Dr. Alberto Torres. Por el PAMI estuvieron presentes Roberto Armagno, Gerente de Prestaciones Médicas, y el Coordinador Médico, Eduardo Pérez.


Durante la reunión, los directivos de FABA plantearon una vez más lo injusto y discriminatorio que resulta la posición del Instituto para con los profesionales del laboratorio, al tiempo que expusieron otros aspectos de la relación contractual que a juicio de la Federación Bioquímica deben ser corregidos, como lo atinente a las prácticas de alta complejidad, y la composición de la fórmula capitaria que, con la inflación, desnaturaliza el real valor del arancel profesional.


Evitando exponer definiciones, los funcionarios del PAMI solicitaron a los Dres. Cova y Torres que FABA cursara una nota con todos los puntos del planteo, lo que se hizo de inmediato.


En líneas generales, el aspecto central del reclamo de la Federación Bioquímica elevado al PAMI, ya conocido de sobra por la conducción de la obra social, pasa por exigir una equiparación arancelaria con el resto de los prestadores, esto es, una mejora adicional del 11% para llegar al 45% de la paritaria de Sanidad; y sacar de la cápita algunas determinaciones de alta complejidad para que éstas sean abonadas por prestación.


Los representantes del Instituto señalaron que elevarían el “planteo” a consideración del nivel más alto de decisiones del PAMI, y que se brindaría una respuesta que todavía se sigue aguardando.


Mientras tanto, como se indicó, las autoridades de la Federación Bioquímica prosiguen analizando la posible adopción de medidas que a nadie le gustaría aplicar, pero que se hacen necesarias debido a que muchos laboratorios no pueden seguir brindando a pérdida algunas prácticas, pero también, en virtud de la injusticia de lo hasta ahora actuado por la conducción del PAMI para con nuestro sector profesional.




SUBIR