• Profesor Dr. Horacio Lopardo, Especialista en Microbiología Clínica y flamante director de la Revista ABCL

DR. CARLOS ALBERTO BIANCO, BIOQUÍMICO CON TALENTO ARTÍSTICO


Protesorero del Distrito VII y con una trayectoria de 20 años en la profesión, ahora recupera sus condiciones artísticas de la adolescencia y vuelve a ponerlas en práctica a través de la pintura

Nacido en la localidad de Los Toldos, una ciudad del centro norte de la provincia de Buenos Aires, cabecera del partido de General Viamonte, Carlos Bianco desde muy pequeño se destacó por su inclinación para la pintura y la danza. Tomó clases y obtuvo, en 1974 y con apenas 13 años, el diploma de Profesor Secundario con Mención de Honor del Conservatorio Albistur, una institución con sede en la ciudad de Buenos Aires.


Bianco contó que por aquella época otra de sus pasiones fue la danza clásica y el zapateo americano.

 Dr. Carlos Bianco junto a sus reproducciones de pintores famosos

Sin embargo, terminados sus estudios secundarios como bachiller decidió viajar e instalarse en en la ciudad de San Luis, de la provincia homónima, donde cursó y terminó sus estudios universitarios graduándose como bioquímico en 1994. Luego completó su formación profesional haciendo tres años de residencia en el Hospital Belgrano de San Martín, provincia de Buenos Aires.


De vuelta en Los Toldos comenzó su actividad laboral en su laboratorio particular habilitado en 1999. Al frente de su laboratorio asociado al Distrito VII también cumple con guardias hospitalarias los fines de semana en la Clínica de Los Toldos.


Hace casi 10 años que participa activamente en el Distrito VII, con sede en la ciudad de 9 de Julio, en el que se desempeña integrando la Comisión Directiva como protesorero. Un profesional y ciudadano reconocido por su comunidad por su vocación de servicio y su calidad humana.


Hoy a los 57 años de edad se ha propuesto retomar aquello que tanto le gustaba y comprobó como él dice que “el cerebro tiene casilleros donde quedan guardadas casi intactas las habilidades desarrolladas tantos años atrás”.


La danza rioplatense

Bianco que aprendiera cuando era un niño danza clásica y recuerda que le “encantaba”, hoy toma clases de tango. Reconoce que ama la profesión que eligió, pero que disfruta habiéndose acercado a la danza rioplatense. Ha tomando clases de tango que les imparte una profesora de Pehuajó y practica todas las veces que puede asistiendo a diferentes milongas del lugar y sus alrededores.


SUBIR