•  Dr. Claudio Duymovich, presidente de la Fundación Bioquímica Argentina
32º Encuentro Puertas Abiertas

FUNDACIÓN BIOQUÍMICA ARGENTINA: TRAYECTORIA Y PRYECTOS FUTUROS


El pasado 19 de marzo dio comienzo el ciclo 2019 de los encuentros “FABA-FBA Puertas Abiertas”. En esa oportunidad el Dr. Claudio Duymovich, presidente de FBA disertó acerca del desempeño de la institución a lo largo de casi 27 años de actividad y los desafíos planteados en proyectos futuros


Como es habitual la trasmisión tuvo lugar desde las 15 horas en el Salón de Actos de FABA por el canal propio de Youtube. En primer término, la Dra. Nilda Fink, Directora del PROES que organiza estos encuentros, dio la bienvenida e introdujo al Dr. Claudio Duymovich como actual presidente de la Fundación Bioquímica Argentina destacando sus antecedentes profesionales como bioquímico egresado de la UNLP, Director de Calidad y Seguridad del Hospital Italiano de La Plata , Exdirector de Planificación Estratégica del Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires, Exdirector del Programa de Control de calidad instrumental en el PEEC de FBA, disertante en más de 50 cursos dictados en el país y en numerosos países de Latinoamérica, entre otros.


El Dr. Claudio Duymovich, que hace seis meses se encuentra al frente de la Fundación Bioquímica Argentina, sucediendo al Dr. Roberto García, hizo una breve presentación de la institución como “una entidad de bien público creada en junio de 1992 por bioquímicos nucleados en la Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires para plasmar en acciones concretas los avances de la Bioquímica en beneficio de la salud de la población”.


A continuación enumeró los diez programas que se encuentran en actividad bajo la órbita del Consejo de Administración y dijo que además “FBA participa de varios emprendimientos comunitarios de interés público”.


Destacó que en los diez programas –PEEC, PAL, PROECO, PROCAL, Errores, Biosega, PROSAR, PROCORDIS, PECIL y PROES, el más nuevo– trabajan profesionales, técnicos y administrativos muy capacitados.



“El estandarte de la Fundación es el Programa de Evaluación Externa de la Calidad – PEEC–y se lo debemos a dos pioneros los Dres. Norberto Cabutti y Daniel Mazziotta”, dijo. “El PEEC se creó en 1987 y en la actualidad cuenta con 3500 laboratorios participantes de todo el país, abarcando el sector privado, público y desde laboratorios ambulatorios individuales hasta grandes laboratorios de alta complejidad en sanatorios y hospitales. Es el Programa de Evaluación Externa más grande y de mayor cobertura de Latinoamérica”, señaló Duymovich, quien destacó que surgió como una estrategia para impulsar la jerarquización del servicio de laboratorio asegurando la calidad de las prestaciones bioquímicas para contribuir a mejorar la salud de la población.


Recalcó que “hoy tiene 30 subprogramas con los que están cubiertas la mayoría de las áreas del laboratorio y además tiene un componente muy importante de educación”. También se refirió al desempeño del Laboratorio de Referencia y Estandarización en Bioquímica clínica –LARESBIC– un laboratorio metrológico que “produce estándares primarios y secundarios para medidas de peso, volumen, ph y temperatura; estándares espectrofotométricos primarios y secundarios según recomendaciones internacionales, así como métodos de referencia para colesterol, creatinina, glucemia y enzimas y validación y verificación de métodos. Y es el único Laboratorio en Latinoamérica que desde 1998 integra la red de Laboratorios de Referencia para la medida del colesterol coordinada por el Laboratorio de Lípidos del CDC de los Estados Unidos”.


Para Duymovich, otro de los baluartes de la FBA es el Programa de Acreditación de Laboratorios –PAL– un modelo gradual, educativo, no punitivo para el desarrollo y promoción de conocimientos relacionados con la gestión de la calidad en los laboratorios clínicos que tiene por objetivo reconocer a los laboratorios mediante un sistema de acreditación que contempla una estrategia gradual de exigencias.


“Actualmente hay más de 800 laboratorios acreditados en todo el país”, dijo el presidente de FBA.


Un programa de prevención


A continuación se refirió al Programa de detección de errores congénitos en recién nacidos con su panel de pesquisa de 7 enfermedades (fenilcetonuria, hipotiroidismo, galactosemia, fibrosis quística, hiperplasia suprarrenal congénita, deficiencia de biotinidasa y enfermedad de jarabe de arce) como una estrategia de prevención de patologías clínicamente ocultas.


“Este programa, que mantienen convenios con el sector público y privado y que presta servicio sin cargo para los hospitales públicos a través del PRODYTEC, ha estudiado a cerca de 4 millones de niños y ha detectado 2835 neonatos con patologías. Y además desarrolla tareas de investigación en la UNLP”, contó Duymovich.


Entre las novedades comentó la reciente inauguración de la nueva sede del laboratorio de Errores en la avenida 44 entre 147 y 148 en la ciudad de La Plata.


En cuanto al Programa de Educación continua –PROECO– Duymovich dijo que “es el centro de todos los programas porque aglutina la porción de docencia de los demás programas”. Con un menú de 190 cursos presenciales organizados para ser dictados a nivel nacional e internacional y 30 de cursos a distancia.


También hizo mención al Programa de Bioseguridad y Medio ambiente encargado de temas como: tratamiento de residuos, bioseguridad sanitaria y señaló la importancia de tener proyección regional recopilando normativas antes situaciones de contingencia.


En cuanto al Programa de Prevención y control de Enfermedades cardiovasculares – PROCORDIS– Duymovich destacó que “no sólo desde el ámbito del laboratorio sino como integrantes de la comunidad debemos involucrarnos en la promoción de hábitos saludables”.


Comentó las propuestas para este año, entre ellas: la capacitación en RCP básico en los diez distritos de la provincia de Buenos Aires y la campaña anual 100 mil corazones por un cambio saludable que organiza en forma conjunta FBA con la Federación Argentina de Cardiología del 29 de septiembre al 12 de noviembre de 2019 y a la que FBA ofrece una plataforma de participación para distintas actividades.


Mencionó las actividades del Programa de Control de Alimentos –PROCAL– “con sus cursos de manipuladores de alimentos, que han logrado resultados significativos en la disminución de enfermedades trasmitidas por alimentos, así como los cursos sobre Seguridad alimentaria dirigidos a empresas, campañas públicas con el Estado, asesoramiento a municipios, entre otras”.


CALILAB


Una mención especial tuvo el X Congreso Argentino de la Calidad. Duymovich describió la última edición que se llevó a cabo del 24 al 27 de octubre de 2018 que convocó a casi 2.000 inscriptos y contó con una nutrida nómina de especialistas extranjeros y récord de trabajos libres en una sede nueva el Centro de Convenciones de la ciudad de Buenos Aires.



El comité organizador está planteando que la edición Calilab 2020 pueda llevarse a cabo en la ciudad de Mar del Plata coincidiendo con la celebración de los 60 años de la creación de la Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires en dicha ciudad balnearia.


En cuanto al financiamiento de la institución funcionando como entidad sin fines de lucro, Duymovich señaló: “El financiamiento de FBA se sustenta en la venta de servicios a los laboratorios clínicos, a la industria diagnóstica y a terceros en general. Los subsidios con los que cuenta son muy escasos por lo que se recurre al clearence interno, es decir que cierto superávit financia ciertos programas que son deficitarios”.


También explicó la participación de FBA en forma conjunta con la Confederación Unificada Bioquímica en la II Encuesta de nutrición y salud (ENNYS II) para una población de estudio de 3600 casos divida en tres grupos: niños de 6 meses a 5 años; mujeres en edad fértil de 14 a 49 años; y adultos mayores de 18 años, mediante la realización de análisis marcadores de anemia como hemograma, ferritina, ácido fólico y vitamina B12 para los dos primeros grupos y creatinina en sangre y orina, albuminuria y sodio urinario para el tercero.


“Es un trabajo que se ganó por licitación pública internacional y está financiado por el Banco Mundial”. Y –agregó– desde el portal de FBA se hace un control permanente del avance de este trabajo por un equipo de coordinadores. Es una encuesta que se va a hacer cada dos años con representatividad nacional.


Proyectos 2019


Duymovich enumeró algunos de los recientes cambios en la institución como el nuevo y transitorio domicilio de la calle 66 entre 17 y 18; la readecuación del personal, el cierre de la filial Rosario; el desarrollo de un sistema informático para el programa de Errores, el desarrollo de una aplicativo institucional para celulares como una mejora en la comunicación y una apuesta a reforzar los vínculos con la CUBRA con nuevos emprendimientos así como una alianza con a Universidad Isalud para incorporar temas de gestión de calidad en laboratorios en los planes de sus maestrías. Además de la organización del VirtuaLAB 2019, el 3º congreso virtual que se llevará a cabo del 11 al 23 de noviembre de 2019.


También hizo referencia a la inminente firma del nuevo convenio PRODYTEC con el Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires para 2019 en el que han reclamado una actualización de 2018 luego de haber sufrido un retraso en el cobro de más de 6 meses y el aumento de los insumos que son en dólares, y establecer una cláusula de reajuste y un pronto pago.


Entre las novedades del PEEC Duymovich puntualizó que “la primera semana de abril llega la auditoría para la certificación de la norma ISO 9001: 2015 para el PEEC para certificar el servicio de evaluación externa de calidad a laboratorios clínicos, la provisión de material para control de calidad interno de Química clínica e instrumental y el servicio de pruebas de suficiencia a laboratorios clínicos.” Además –dijo– se están desarrollando dos subprogramas nuevos: uno de genómica y otro de histocompatibilidad. Y remarcó como uno de los proyectos más importantes para la FBA para los próximos años: la producción de los materiales de control propios para el subprograma de Química ya que los 3500 viales que se entregan mensualmente con sueros control son importados. “Se está trabajando con liofilizadores alquilados ya que adquiriros es muy costoso y para la preparación de los sueros estamos haciendo un convenio con el ministerio de salud provincial para que nos done a través del Banco de sangre el plasma para fabricar esos sueros de control. Vamos a empezar con sueros de química de control normal”. Otra de las metas –puntualizó– es modernizar los informes para hacerlos más amigables, mas visibles asi como generar un informe anual.


Laresbic –describió–está trabajando para dar cumplimiento a los requerimientos de la norma ISO 17025 para ingresar a la red de laboratorios metrológicos del INTI. También está trabajando con nuevos paneles para validación y ampliar el servicio de calibración.


Mientras que el Programa de Errores está trabajando para optimizar un método fluorométrico para medir biotinidasa para reemplazar el método colorimétrico, asi como la implementación de la pesquisa neonatal ampliada por espectrometría de masa en tándem, y participar en un estudio poblacional para establecer una potencial deficiencia leve de iodo en la provincia de Buenos Aires a partir del análisis de la TSH neonatal. Además de ampliar en el PEEC de pesquisa neonatal dos determinaciones: 17 hidroxiprogesterona y biotinidasa.


Nuevos desafíos


Entre los proyectos del PAL – sostuvo Duymovich – están los de participar en la carrera de Especialidad de la UBA, generar registro de auditores y formación de acreditadores, trabajar en la acreditación de hospitales públicos en CABA, realizar jornadas de difusión del programa en todo el país para aumentar la calidad de los laboratorio, incorporar laboratorio de países vecinos y evaluar la factibilidad de acreditar al PAL a través de ISQua (International Society for Quality in Health Care). Mientras que BIOSEGA se propone implementar un sistema de evaluación de transporte de muestras para empresas y laboratorio, desarrollar cursos, llevar a cabo un proyecto de registro estadístico de accidentes junto al ministerio de salud de nación como parte del observatorio de salud, así como desarrollo el concepto de laboratorio verde.


El PROES –dijo el presidente de FBA – tiene varios proyectos entre ellos: Puertas abiertas con temas de controversias, Jornadas de jóvenes destacados y difusión del laboratorio clínico en la comunidad. Además, se agrega un cuarto premio al PROES “Premio al Bioquímico referente de la comunidad” que seguramente llevará el nombre del Dr Juan Miguel Castagnino.


Al cierre de la actividad el Dr. Duymovich Invitó a todos los bioquímicos a acercarse y participar en la Fundación Bioquímica a través de los diferentes programas con propuestas y actividades diversas.


Para escuchar la actividad completa ingresar al canal de youtube: “32º Encuentro FABA-FBA Puertas abiertas



SUBIR